Viajar Juntos

Viajar con alguien tiene momentos buenos y momentos malos. Por la mayoría del tiempo, tienes un “compañero de crimen” y una persona para ayudarte en tiempos difíciles. Pero otras veces, es difícil para diferenciarse de su compañero. Esto es evidente en el libro que hemos discutido en clase, Diarios de Motocicleta por Ernesto “Che” Guevara.

El viaje de Che no es sólo el viaje de Che, pero el viaje de Che y Alberto. No sería el mismo si fue sólo uno o el otro. Esto es visible en una variedad de maneras. Por ejemplo, es visible en la manera en que Che está hablando. Por la mayoría del tiempo, usa la frase “nosotros” más bien que “yo”. Es una cosa que puede ser considerado obvio, pero es importante a notar cuando está tratando a distinguir entre “yo” y “el otro” y tu estás parte de un “nosotros”. Muchas personas los ven como un par. Por ejemplo cuando sus nombres estaba en el periódico, dice “Dos expertos Argentinos en leprología recorren Sudamérica en motocicleta,” (52). Ernesto también dice, “éramos los expertos, y como a tales se nos trataba,” (53). Él usa la forma de “nosotros” por la mayoría del libro para referir a sí mismo y también Alberto. Es difícil para él a separar su identidad como “yo” cuando está con Alberto todo el tiempo.

Creo que esta idea de una identidad junto ocurre muchas veces cuando viajas con una otra persona. Es difícil para personas a separar ustedes porque ustedes son los extraños. Es interesante porque escribí sobre esta tema en mi blog del verano cuando estaba en Ghana con dos otras chicas americanas. Experimenté sentimientos de gratitud para mis compañeros pero también el enojo, en un sentido, porque no pude conocer personas como mi misma, porque estaba parte de un identidad del grupo. No sé el mejor manera para superar este obstáculo, pero creo que es importante para reconocerlo y entonces puede ser más consciente a tratar a hacer algunas cosas separadas, si es posible.

Pero, en el final, viajando con una otra persona te hace crecer mucho más cerca. Ernesto dice, “La ausencias de Alberto se siente extraordinariamente. Parece como si mis flancos estuvieran desguarnecidos Frente a cualquier hipotético ataque. A cada momento doy vuelta a la cabeza para deslizarle una observación cualquiera y recién entonces me doy cuenta de la ausencias… es que son muchos meses que en las buenas y malas hemos marchado juntos y la costumbre de sonar cosas parecidas en situaciones similares nos ha unido aún más,” (139). Es evidente que Che siente que Alberto fue un parte importante de su viaje, un parte importante de su identidad, y en el final estaba triste porque estaba sólo. Yo también escribí al final de mi viaje, que no sé lo que hubiera hecho sin mis amigos a mi lado.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s